Claves, al alcance de todos, para aumentar la creatividad

0
Creatividad: Proceso

En un artículo anterior ya explicamos que la creatividad se puede desarrollar, cuidar y motivar. La creatividad no es una musa exclusiva al alcance de sólo unos pocos. Hay personas más creativas que otras, está claro. Pero al igual que en cualquier deporte y/o habilidad, si se entrena uno puede ser más creativo cada día.

Si puedo entrenarme para pasar de correr un kilómetro a cinco kilómetros también puedo entrenarme para ser más ágil con mi creatividad. Recuerda que la creatividad es la capacidad de resolver problemas de una manera original y distinta a lo acostumbrado. Entonces, lo que hay que hacer es desarrollar esta capacidad resolutiva.

Por este motivo, las claves para ser más creativos están al alcance de cualquier persona.

  1. Lee mucho, asiste a exposiciones, mira películas incluso las que no son de tu agrado. Muchas veces las mejores ideas que se te pueden ocurrir no son más que un compendio de inspiraciones y materiales que has visto. Con  lo que cuanto mayor sea tu base de datos más nuevas mezclas en tu cabeza podrás hacer y más ideas originales serás capaz de crear.

    Creatividad: influencias

    Creatividad: influencias

  2. Escucha y observa a gente muy diferente a ti. Si siempre elegimos nosotros lo que leer, la película que ver, etc. estaremos siempre dejándonos influenciar por un mismo estilo. De vez en cuando está bien poner atención en lo que a los demás les gusta, sus hobbies y pasiones. Es necesario que la base de datos de nuestra cabeza sea lo más variada posibles. Nunca se sabe cuál es la chispa que puede generar una idea brillante.
  3. Abre tu mente. No sólo pon atención en lo que otros admiran, sino que debes permitirte empatizar con esos gustos e intentar entender por qué gustan. Sólo así entenderás la esencia que se esconde en prácticamente cualquier concepto y te permitirá ver utilidad en casi cualquier cosa y ser más creativo.
  4. Desconecta. La sobreinformación es un enemigo de la creatividad. Está probado que un exceso de información genera déficit de atención además de un desgaste mental importante. La creatividad no aflora con el cerebro ocupado en mil asuntos. De vez en cuando hay que desconectar, dejar de recibir millones de estímulos y simplemente admirar la sencillez de la vida.
  5. Apunta la idea loca que se te ocurrió. Ya lo dicen muchos creativos que hay que tener siempre una libreta y bolígrafo a mano. Muchas veces, el concepto que buscas puede llegar en forma de idea borrosa o poco lógica. También puede llegar en cualquier momento. Apúntalo, ya sea en un cuaderno, en el bloc de notas del móvil, en una grabadora. Apúntalo porque eso es oro. Quizá en bruto, pero puede convertirse en oro.
  6. Aparta la vergüenza y el miedo. La creatividad puede venir en forma de algo extraño, que incluso pueda fallar en una primera instancia y que dé vergüenza expresar. Pero si pierdes la vergüenza a soltar lo que pasa por tu cabeza y el miedo al fracaso, entonces las probabilidades de éxito aumentarán considerablemente.

Ya sabes, la creatividad se puede trabajar. Y como ves, no necesitas grandes cantidades de dinero, ni una habilidad extremadamente especial. Simplemente con abrir los ojos y las barreras estaremos más cerca de ser ese ser creativo que da solución a problemas.

 

Paula Pérez-Aranda es licenciada en Publicidad y RR.PP por la Universidad Complutense y copywritter en Misobrino. Pero sobre todo, sobre todo lo que le gusta es escribir, hablar, leer, contar historias, noticias, estar al día del marketing online y comunicar, comunicar y ¡comunicar!
creatividad

Acerca del autor/a

Paula Pérez-Aranda

Paula Pérez-Aranda es licenciada en Publicidad y RR.PP por la Universidad Complutense y copywritter en Misobrino. Pero sobre todo, sobre todo lo que le gusta es escribir, hablar, leer, contar historias, noticias, estar al día del marketing online y comunicar, comunicar y ¡comunicar!

Sin comentarios