La persona creativa, ¿nace o se hace?

0
Paraguas colgados

En ocasiones pensamos en la creatividad como una musa. Como un partícula que vuela a nuestro alrededor y que, si tenemos suerte, tocará nuestra cabeza creativa y nos inspirará en una idea genial y única. Creemos que sólo unos pocos afortunados son capaces de percibir estos átomos de creatividad e inspiración.

Y esta premisa no es cierta, por muy divertida y original que suene en boca de Terry Pratchet, tal y como lo describe en sus libros sobre fantasía y humor de Mundo Disco:

“En el universo están entrando constantemente pequeñas partículas de inspiración, que atraviesan la materia [… ]La mayoría de las que aciertan alcanzan un objetivo cerebral total, definitiva y drásticamente erróneo. Por ejemplo, la extraña idea de una rosquilla de plomo, de kilómetro y medio de diámetro, que en una mente adecuada habría disparado la invención de un generador gravitacional de electricidad (una forma de energía barata, inagotable y no contaminante, que el mundo llevaba siglos buscando, y al encontrarla se enzarzó en una guerra terrible e inútil) la tuvo en realidad un patito, que se quedó muy desconcertado.”

Terry Pratchett, Rechicero 1988.

La creatividad puede estudiarse

Lo cierto es que Terry Pratchet es un genio de la palabra y la comedia escrita. Pero, desde mi punto de vista, la creatividad, se puede desarrollar y no está sólo al alcance de unos privilegiados.

Ken Robinson, experto en temas de creatividad, afirmaba en una entrevista en el programa Redes de La 2 que la creatividad se puede estudiar y que no existen personas no creativas sino personas que no se han preparado en esta materia.

engranajes y bombilla

Engranajes y bombilla

“Cuando alguien dice que no es creativo, simplemente significa que no ha estudiado lo que corresponde y que no lo ha practicado. A veces se cree que la creatividad se limita a las personas especiales, y no es así. Decir que no eres creativo es como cuando alguien dice que no sabe leer. Cuando alguien dice eso, no entendemos que sea incapaz de leer y escribir, sino que pensamos que lo que nos está diciendo es que no ha aprendido a hacerlo todavía, que todavía no ha estudiado lo necesario, que nadie se lo ha enseñado. Yo creo que sucede lo mismo con la creatividad: cuando alguien dice que no es creativo, simplemente significa que no ha estudiado lo que corresponde y que no lo ha practicado. A veces se cree que la creatividad se limita a las personas especiales, y no es así“.

La faceta creativa no es exclusiva del arte

Por otro lado, tenemos que dejar de pensar que la creatividad es exclusiva sólo de algunas profesiones o expresiones artísticas. Nada más lejos de la realidad. Aunque siempre ha estado relacionada la creatividad con el arte, la música, las expresiones plásticas… En realidad, cualquier sector puede ser creativo. Lo que debemos interiorizar es que ser creativo no es dejarse fluir sin sentido, sino que significa resolver problemas de una manera diferente a lo acostumbrado.

Por la premisa de que en cualquier ámbito de la vida surgen problemas, entonces en cualquier ámbito de nuestra vida podemos ser creativos, sin importar profesión, pasión o hobbie. Así un carnicero, un carpintero y un administrativo pueden ser profundamente creativos en su trabajo si son capaces de resolver un problema de manera original y diferente a como lo haría el resto.

Paula Pérez-Aranda es licenciada en Publicidad y RR.PP por la Universidad Complutense y copywritter en Misobrino. Pero sobre todo, sobre todo lo que le gusta es escribir, hablar, leer, contar historias, noticias, estar al día del marketing online y comunicar, comunicar y ¡comunicar!
creatividad

Acerca del autor/a

Paula Pérez-Aranda

Paula Pérez-Aranda es licenciada en Publicidad y RR.PP por la Universidad Complutense y copywritter en Misobrino. Pero sobre todo, sobre todo lo que le gusta es escribir, hablar, leer, contar historias, noticias, estar al día del marketing online y comunicar, comunicar y ¡comunicar!

Sin comentarios